8 de julio de 2020

Elicer Balmaceda, mediocampista destructor y con gran personalidad  

 Era de aquellos que entraba casi siempre con vehemencia, pero no con mala intención. Superar su  marca resultaba muy trabajosa. Era un hombre que leía la táctica del entrenador y su movimiento en la cancha era dentro de un territorio marcador por su personalidad e inteligencia. Un volante de contención de brilló en la camada de grandes y recordados atletas de la década del ’90.

 

Es de la “Tierra del Hechizo”, donde comenzó a jugar a muy temprana edad. En su Caazapá querido militó hasta en la selección y luego vino al Alto Paraná para hacer historia. Cosechó varias consagraciones en la Liga Paranaense, con Minga Guazú, con Boquerón. Su gran talento lo llevó a la selección Paranaense, con la que dio vueltas olímpicas nacionales e internacionales.

Elicer Balmaceda formó parte de aquella camada glorioso, que ganó mucho en el balompié esteño y marcó un hito. En esta nota, expresa su pasado como atleta, a su peculiar estilo, sin hablar mucho, pero señalando lo necesario.

 INICIOS

“Comencé a los 15 años, en Sport Central de Caazapá. Luego me llamaron para jugar en la selección Caazapeña. Después fiche por otro club de aquella zona que es Sportivo Agrícola. Celso Villalba me trajo a Minga Guazú en 1990. Allí salimos campeones en 1992 y en el ’93, Kitolo (Cristóbal Britez) me llevó a Boquerón, club en el que jugué hasta el 2001. Allí jugué mucho y tuve la posibilidad de ser campeón hasta fui a la selección Paranaense, con la que también logramos el título nacional”, expresó Balmaceda.

APODO

 “Un tío mío me puso en apodo de Pato, en mi infancia. Con ese marcante llegue al fútbol y así se conoció en ese ámbito”.

UN TÉCNICO

 “Varios técnicos marcaron mi vida profesional en el fútbol, aprendí de todos un poco. Le puedo mencionar a don Carlos Arce, Luis Ivaldi, “Teto” Espínola, Saturnino Arrúa y Esteban Molinas. A todos ellos les agradezco, porque me ayudaron a formarme como futbolista y pude lograr cosas importantes”, agregó.

Elicer Balmaceda (último, entre los parados, a la derecha), en el equipo Boquerón junto con otras figuras como Eligio Vera, Oscar Benítez, Carlos González, Peddro Sarubbi, Alcides Arzamendia.

AYER Y HOY

Ayer y hoy: “Ahora se juega por plata, el dinero mueve todo, los empresarios. Antes, nosotros jugábamos por amor a la camiseta, sabíamos lo que costaba llegar a la selección, por ejemplo. Si uno quería ser convocado, tenía que rendir en la cancha, ser responsable y respetuoso en los entrenamientos, con los compañeros y los entrenadores. Hoy día hay más velocidad en el fútbol, el esquema táctico es flexible, no como en nuestra época”.

REGALOS DEL FÚTBOL

“Me dio muchas amistades, puedo decir que tengo amigos por todas partes, y a donde vaya siempre me reciben bien. Me dio una linda familia, no puedo quejare, porque el fútbol me ayudó a lograr objetivos que me propuse, porque aprendí a ser disciplinado”.

ANÉCDOTA

 “En el ’96, recuerdo que estábamos en la concentración y los compañeros me regalaron muchos patitos de plástico. Un hecho que en el momento resulta simpático, pero con el tiempo uno valora y le da otro significado, que es producto del aprecio de los compañeros, en realidad fue una linda anécdota”.

MENSAJE PARA LA JUVENTUD

“El que quiera ser jugador  de fútbol debe saber que tiene que dedicar 100% a esa disciplina. El que sabe qué es lo que quiere en el fútbol sobresale, porque entrena mucho, a base de mucha disciplina y le puedo asegurar que en los partidos oficiales, 90 minutos será  poco, el partido estará terminando y uno aún tendrá fuerzas para seguir jugando”.

Agradecimientos: “A los directivos de Boquerón, de la década del ’90, al señor Britez, porque me dio la posibilidad de formar parte de aquella camada que hizo historia y compartir con ellos los momentos más gloriosos de Boquerón. A Eduardo Rivera, con quien trabajó en la selección”, enfatizó Balmaceda.

FICHA:

Nombre: Elicer

Apellidos: Balmaceda Cáceres

Apodo: Pato

Fecha de nacimiento: 26/12/1967

Lugar de nacimiento: Buena Vista, Caazapá

Esposa: Catalina Godoy

Hijos: María del Carmen, Diego Elicer y Luna.

Trayectoria: Sport Central (Caazapá), Selección Caazapeña, Sportivo Agrícola, Minga Guazú, Boquerón, Boquerón, Selección Paranaense.

Logros: Campeón departamental con la selección Caazapeña en 1986, campeón de la Liga Paranaense con Minga Guazú  en 1992, campeón con Boquerón en 1996, campeón nacional de Interligas con la selección Paranaense en 1996, campeón con Paranaense de la Copa San Isidro en 1996, Mejor Jugador del torneo Integración de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) en 1997, Mejor Jugador de la Copa San Isidro en Uruguay en 1996, campeón en la extinta Liga Salesiana con Colonos (2 veces), 24 Unidos y San Isidro.

Elicer Balmaceda exhibe el trofeo que obtuvo Paranaense en 1996.
 
https://twitter.com/deportescdepy
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
https://www.instagram.com/deportescde/?hl=es-la