15 de julio de 2020

Anastacio Garay, jugador rudo y polifuncional


Es deportista nato. No solo jugó al fútbol, sino además es técnico y dirigente del balompié. Es de perfil bajo, siempre sonriente, pero en la cancha mostraba las taquillas de sus botines en vez de una sonrisa. Nació en la localidad de Ñuatí, Paraguarí, donde dio sus primeros pasos en un oficio del cual hizo su pasión. Cosechó varias consagraciones en todas partes, pero se afincó en Minga Guazú, allí sobresalió y también hizo historia.

Anastacio Garay Duré comenzó como volante marcador, marcador de antes, casi impasable. En su ciudad natal se inició en Nacional, con el que se coronó campeón invicto. Sus dotes de gran mediocampista mostró posteriormente en la otrora Ciudad Presidente Stroessner, cuando vino de refuerzo a Boquerón para el recordado torneo denominado Integración.
Recorrió varios clubes de distintas ligas en las que sobresalió no solo por su gran calidad de marcación, sino se le hizo costumbre llegar a las finales y dar la vuelta olímpica. El Alto Paraná lo cautivó y se quedó en la tierra de Paí Coronel, Minga Guazú. Estudió, se graduó, pero nunca pudo colgar los botines, a pesar de las múltiples ocupaciones, porque hasta hoy día juega en la categoría Senior. A su peculiar estilo, agradable, relata en esta nota sus vivencias.

Equipo de Minga Guazú: parados: Gilmar Alvarenga, Luis Meza, Víctor Valiente, Carmelo Martínez, Anastacio Garay y Antonio Román. En Cuclillas: Celso Villalba, J. Centurión, Luis Esquivel, JJ Meza y Elio Chamorro.

INICIOS
“Comencé en el 3 de Mayo de Yaguarón, cuando tenía 16 años. Jugué directamente en el equipo de primera. Recuerdo que un día, nos motivamos entre algunos vecinos y fuimos en grupo a la cancha, así me inicié. Era un equipo de segunda división dentro la liga, allí estuve dos temporadas. Después pasó al Nacional Paraguarí. Luego me convocaron a la selección de Paraguarí, con la que llegamos a disputaron dos semifinales del campeonato nacional de Interligas, las dos perdimos contra el equipo de Saturnino Arrúa, Virginio Cáceres, Félix Marín entre otros”, empezó diciendo.

APODO
“En el ámbito del fútbol que quedó con Garay’i, por mi apellido. Tengo hermanos, cuyos nombres eran cortos, pero como el mio era largo, a los muchachos les resultaba más fácil llamarme por mi apellidó, hasta que me quedé como Garay’i”, señaló entre risas.

UN TÉCNICO
“Antonio Martínez y Lorenzo Giménez. Martínez fue mi entrenador en Minga Guazú, con quien aprendí mucho y con Giménez en Paraguari. Los dos me enseñaron bastante, me ayudaron y me orientaron cómo tenía que afrontar la vida de futbolista y también como persona”.

AYER Y HOY
“Antes había más respeto hacia los técnicos, las tentaciones eran menos, los jugadores se cuidaban más, y en consecueNcia, podían rendir más en la cancha. Actualmente, los futbolistas se enojan, porque quedan como suplentes o porque el entrenador le dice algo, se molestan por cualquier cosa, dejan los entrenamientos y se van a sus casas, luego encuentran otras cosas que no son precisamente el deporte y terminan yendo por otro camino”, agregó.

REGALOS DEL FÚTBOL
Regalos del fútbol: “El fútbol me dio muchas amistades y me brindó la oportunidad de recorrer todo el Paraguay. También tuve la dicha de conocer otros países como Brasil, Argentina y Uruguay”.

ANÉCDOTA
“Esta es jocosa. Jugaba en Minga Guazú, un día, cuando estaba lesionado no pude practicar y nos sentamos sobre la murallita que está sobre el túnel. Estaba un compañero, Valiente (Víctor Hugo), el profesor Carlos Arce, que era nuestro entrenador y yo a su lado, mirando la práctica. En un ataque, el delantero remata muy mal, lejos del arco, entonces, don Arce pregunta, quién es ese?. Los compañeros le dijeron, Garay’i, y me recriminó, creyendo que que era yo realmente quien remato, pero yo estaba sentado a su lado. Lo que pasa es que él ya no veía bien, y eso generó la risa generalizada de los muchachos”, indicó.

MENSAJE PARA LA JUVENTUD
Mensaje para la juventud: “El que quiera ser jugador, tendrá que ser disciplinado, sobre todo, sino no llegará a su objetivo. Además, tiene que tener mucho cuidado personal, descansar, alimentarse bien, y a eso se debe sumar mucho sacrificio. Si tiene estas virtudes, tendrá muchas posibilidades de sobrsalir como futbolista”, enfatizó.

AGRADECIMIENTOS
“A mi familia, a los choferes de colectivos que me llevaban gratis a las prácticas en Paraguarí, porque tenía que caminar 2 km. todos los días, pues no tenía condiciones de hacer en otro transporte, y a los amigos más cercanos”.

FICHA
Nombre: Anastacio
Apellidos: Garay Duré
Apodo: Garay’i
Fecha de nacimiento: 15/04/1961
Lugar de nacimiento: Paraguarí
Esposa: Elsa Daisy Grégor
Hijos: Kevin Fabricio, Luz Camila y Gabriela Luján
Puestos: Volante y defensor
Estatura: 1,82 m.
Trayectoria: 3 de Mayo (Liga Yaguaronina), Nacional de Paraguarí, Boquerón y Minga Guazú (Liga Paranaense), Cordillerano, Sportivo Caraguatay, Santa Rosa del Monday y 13 de Junio (Liga Santarriteña), Alto Paraná (Liga Hernandariense), Selecciones de Paraguarí
Logros: Campeón invicto con Nacional de Paraguarí en 1982, bicampeón con Minga Guazú en la Liga Deportiva Paranaense en 1987 y 1988; campeón con Cordillerano en Itacurubí de la Cordillera en 1990, campeón con Sportivo Caraguatay en 1991, campeón con Santa Rosa del Monday en la Liga Santarriteña en 1992, campeón con 13 de Junio de la Liga Santarriteña 1993.

Anastacio Garay (segundo de la derecha, entre los parados), en el equipo de la selección Paraguarí, en 1986.
https://twitter.com/deportescdepy
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
https://www.instagram.com/deportescde/?hl=es-la