27 de septiembre de 2020

Francisco Bergottini, un creativo inteligente y de gran calidad técnica

Como muchos, dejó su terruño en pos de mejores horizontes y terminó afincado en la cautivadora tierra roja del Alto Paraná. Fue un gran mediocampista, talentoso, imeticuloso como eran los futbolistas de antaño, que jugaban con la cabeza (inteligencia). Integró el club Nacional de Hernandarias en su época más gloriosa y vistió también la casaca de la selección Paranaense en los nacionales de Interligas.

Francisco Bergottini, un mediocampista creativo, el enganche de la actualidad; era preciso en sus pases, una de sus especialidades fue la asistencia perfecta y los remates de tiros libres. Dotado de una  gran calidad técnica, se constituía en el conductor de su equipo, además, generalmente llevaba el brazalete de capitán.

Fue integrante de Nacional de Hernandarias, en el tiempo en que acaparó consagraciones, con Sindulfo Cubilla, Marcial Cabrera, Valerio Mendieta, y en la selección Paranaense jugó con Oscar Cabrera, Lalo Vera Casco y otras memorables figuras del pasado.

INICIOS

 “Empecé en Sol de América a los 14 años. Empecé en sexta y llegué a jugar hasta en cuarta común. Luego, tuve que salir al interior a buscar mejores horizontes. Un técnico, amigo mío, Comí Villalba, me invitó a jugar en el Sportivo San José  (Liga Cordillerana) y acepté. Hasta me convocaron a la selección Cordillerana, después pasé a Ybycui, donde también integré la selección”, dijo inicialmente.

“Posteriormente, Santiago Barriocanal, un amigo mío, me trajo a Atlético Stroessner, siempre buscando mejor porvenir. Justo Medina, que era el presidente de Atlético, me recibió y empecé a jugar, con talentosos, como los hermanos Vera Vera. Luego pasé a Nacional y también llegué a jugar en la selección Paranaense en los años ’67, ’69 y ’71”.

APODO

 “En el fútbol me conocían como Bergo, pero mi apodo era Kiko, por mi nombre de Francisco, pero en el fútbol se conoció como Bergo”.

AYER Y HOY

 “Hay mucha diferencia entre el fútbol de antes y ahora. En nuestra época, agrandábamos la cancha, ahora achican, cierran los espacios. Con nosotros, los laterales ya empezaban a proyectarse, conste que jugábamos 4-2-4. Antes, el fútbol era pensado, inteligente y mucha habilidad. El futbolista tenía que pensar y tener al menos una alternativa antes de recibir el balón. Hoy en día, todo es mecánico, el futbolista es más atleta, hay más marcación y todo es más rápido. Ahora, los técnicos son más protagonistas, porque imponen un esquema de juego y coartan a los talentosos de crear su juego. Los técnicos de ahora tienen que sacar resultados, no les importa el talento o lo que mediante su habilidad el jugador pueda hacer”, agregó.

REGALOS DEL FÚTBOL

 “Lo más importante que el fútbol me dio son los amigos, buenos amigos, personas respetadas. El fútbol también da la posibilidad de alcanzar cosas materiales, pero los amigos no se compran. En los lugares que recorrí coseché amistades, y lo más satisfactorio es que a uno le recuerden bien en donde estuvo”.

UN TÉCNICO

 “César López Fretes. Fue mi técnico en el Sportivo San José. Fue un gran entrenador, con una gran sabiduría. El enseñaba detalles, por ejemplo, cómo pararse en la cancha, cómo recibir el balón. Nos enseñaba a manejar dos alternativas, en caso que la primera jugada no se concrete. Y Benjamín Laterza fue un técnico buenísimo, pues apoyaba el talento de uno. Nos decía, entren y jueguen, hagan lo que sepan, no nos ataba a un esquema táctico”.

ANÉCDOTA

Francisco Bergottini (primero de la izquierda, en cuclillas) en el equipo de la selección Paranaense de 1967.

 “En el año 69, el campeonato de la Liga Paranaense se suspendió a falta de cinco fechas para que termine. Pero luego se reanudó, y justo nuestro arquero, Marcial Cabrera, se enfermó feo. Parecía que tuvo una especie de parálisis. En aquella época no teníamos buenos arqueros como suplentes. Entonces, conseguimos un tal Aguayo, en la primera jugada le hicieron un huevo y marcaron el gol, era ante Nanawa. Pero, al final ganamos 3-1. Luego, Atlético era nuestro rival de turno. Le convencí a Cabrera que juegue, conste que apenas podía pararse. En un ataque, un corpulento delantero, de apellido Silvero, remató fuerte por abajo y Cabrera se arrojó y desvió el balón con los dedos. Fue algo extraordinario de parte del arquero (quebró Bergottini)…aunque solo nosotros sabíamos que estaba enfermo. Fue una señal de amor de Cabrera hacía Nacional, pues apenas se levantó para defender a su club, como lo hace hasta ahora. Luego, trajimos un obrajero para nuestro arquero, que en el primer partido se fisuró tres costillas, en el siguiente le hicimos jugar con el torso vendado, en fín, ganamos los 5 partidos y fuimos campeones aquel año”.

MENSAJE PARA LA JUVENTUD

 “Que practiquen cualquier deporte, pero el fútbol es único, es apasionante. Pero para ello, primero tienen que tener cualidades, y luego apelar a la disciplina invisible, cuidarse hasta fuera de la cancha. Tiene que sacrificarse, dedicarse de lleno, porque los beneficios llegarán después, para si y para su familia. En el fútbol triunfa, solamente el que persevera, aparte de los beneficios en la salud, el fútbol brinda muchas satisfacciones y depara un gran futuro para la juventud”.

FICHA

Nombres: Francisco Javier

Apellido: Bergottini

Apodo: Bergo

Fecha de nacimiento: 14/11/1938

Lugar de nacimiento: Asunción

Esposa: Wilma Leda Agüero Sosa

Hijos: Roberto, César, Carlos, Oscar, David, José, Rosa Natalia, Claudia Fabiana, Laura María y Elizabeth.

Puesto: Mediocampista

Estatura: 1,68 m.

Trayectoria: Sol de América, Sportivo San José (Liga Cordillerana), 29 de Setiembre (Liga Agrícola), Atlético Stroessner y Nacional (Liga Paranaense), selecciones Cordillerana, Agrícola y Paranaense.

Títulos: Campeón con Nacional de Hernandarias en la Liga Paranaense en 1966, 1968, 1969, 1970 y 1971.

https://twitter.com/deportescdepy
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
https://www.instagram.com/deportescde/?hl=es-la