14 de agosto de 2020

Eliodoro Yesa, impasable volante de contención

Un franqueño genuino, sobresalió a base de mucho esfuerzo y dedicación en el fútbol. Marcó una época en el balompié paranaense, jugando, principalmente por Cerro de Franco, con el que brilló en cuatro consagraciones en la Liga Paranaense.  También integró el  seleccionado verdolaga, con el que también  hizo historia y cosechó títulos nacionales.

Elioro Yesa, un volante de contención fuerte, casi impasable. Su figura comenzó a sobresalir en Cerro de Franco, club por el que fichó tras su efímero paso por Atlético Stroessner. Era el capitán, destructor nato, luchador en el mediocampo. Siempre respetuoso. Es de la privilegiada camada de futbolistas que marcaron hito en el Alto Paraná y a nivel nacional, en que los domingos eran destinados para la fiesta del fútbol y en familia.

INICIOS

 “En 1988 mi padre me fichó por Atl. Stroessner, que esa época era con Nanawa los clubes más grandes de Presidente Franco. Jugué dos partidos en la juvenil y luego debuté en primera. Los tres hermanos estábamos en ese club. Juan Esteban Peralta era el técnico y me dio la oportunidad de debutar”.

APODO

 “El mentor de mi apodo fue ‘Cacho’ (Tomás) Silguero. En principio me apodaban de Oveja, pero un día Silguero me dijo vamos a cambiarte de marcante, porque parece Caún y no oveja. Los compañeros empezaron a llamarme así hasta me quedé con ese apodo. En verdad ni sé qué significaba, pero algunos me dijeron que es una especie de avispa negra”, señaló entre risas.

UN TÉCNICO

 “El me ayudó mucho y de quien aprendí mucho fue Eladio Zárate. Tenía una personalidad espectacular para la enseñanza, porque cuando uno es joven necesita orientación, explicación adecuada y no reprimendas. El profesor Zárate me tomaba a solas y me decía, mi hijo, quiero que me hagas esto en la cancha, no hagas esto. Y como yo y ‘Camerún’ (Juan Duarte) teníamos nuestra propia hinchada, eran todos familiares nuestros, teníamos que hacer el esfuerzo por demostrar lo mejor de nuestra parte para bien del equipo. ”.

“No puedo dejar de mencionar a otros grandes entrenadores como Hugo Arsenio González, Saturnino Arrúa, Crispín Rafael Verza y Eduardo Rivera”.

REGALOS DEL FÚTBOL

 “El fútbol me dio miles de amistades, tuve la oportunidad de conocer a mucha gente, compañeros, dirigentes, buenísimas personas.  En ese sentido puedo citar a don Martín Ayala, ‘Meneco’ (Aníbal) Cáceres, Juan Araujo, Antonio Aranda y el finado Pánfilo Rivas, que en su momento me apoyaron para hacer lo que me gustaba, jugar al fútbol”.

AYER Y HOY

 “En nuestra época había más dedicación, porque los entrenadores eran más exigentes, y eso no obligaban a ser puntuables, disciplinados, respetuosos, dedicados y responsables. Creo que en todos los ámbitos para sobresalir depende de cada uno. En la actualidad, no hay más dedicación, muchos van a practicar porque su amigo o vecino también se va. Para llegar a ser futbolista y sobresalir, requiere mucha dedicación y renunciamiento. Hay que ser disciplinados, cuidarse en la vida privada”

ANÉCDOTA

 “Recuerdo en el ’96, estábamos ‘Burrito’ (Antonio) Román y yo en la habitación de un hotel en Asunción. Estábamos esperando la final del campeonato nacional, luego de la clasificación teníamos libre,  y casi nos tiramos a la piscina desde el segundo o tercer piso. Jorge Sarubbi nos detuvo, nos dijo que era una locura que pensábamos hacer y decidimos no arrojarnos”.

MENSAJE PARA LA JUVENTUD

“Si quiere ser futbolista, debe dedicarse al fútbol y al estudio también, porque ni no sale el primero, el segundo lo ayudará para el resto de su vida. La juventud debe ser consciente de lo que quiere hacer, debe fijarse metas y mirar si realmente tiene condiciones para ser jugador y empezar a trabajar en serio por alcanzar lo establecido. Depende de uno mismo, si sabe lo que quiere, sus padres lo asesoran y se dedica con seriedad, puede llegar a ser gran jugador de fútbol”.

AGRADECIMIENTOS

 “A mi finado padre, José Yesa, por educarme con valores, por darme la oportunidad de jugar al fútbol, mediante el cual coseché muchas amistades. Gracias a mis familiares, a mi esposa, por apoyarme en todo momento, y la gente de mi barrio (Saltito, de Presidente) Franco”.

Eliodoro Yesa (segundo  de la derecha, en cuclillas), en el equipo de Cerro de Franco con figuras como Abrahan Ocampos, Luis Ayala, Nery López, Marcial Nuñez, Miguel Paiva y otras.

FICHA

Nombre: Eliodoro

Apellido: Yesa

Apodo: Caún

Fecha de nacimiento: 27/07/1968

Lugar de nacimiento: Puerto Pdte. Franco

Esposa: María del Rosario

Hijos: Adán , Mónica Rocío, Justo Javier (+) y Jezica Rossana

Estatura: 1,77 m.

Puesto: Volante de marca

Trayectoria: Atl. Stroessner, Cerro de Franco, 3 de Febrero, Primero de Marzo (Itacurubí de la Cordillera), Selección Paranaense y Caaguaceña de mayores

Logros: Campeón con Cerro de Franco en 1990, 1992, 1993 y 1994; campeón con Primero de Marzo de Itacurubí en 1995, campeón nacional de Interligas con Paranaense en 1996 y campeón con Paranaense de la Copa San Isidro en 1996.

https://twitter.com/deportescdepy
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
https://www.instagram.com/deportescde/?hl=es-la