12 de agosto de 2020

Carlos Colmán, personalidad en la media cancha

Era el pulmón de los equipos en los que militó. Precisamente, con su principal virtud marcaba la diferencia y causaba hilaridad en el público. Natural de Juan León Mallorquín, pariente de dinastía Esquivel Medina. Comenzó a dedicarse a su pasión, el fútbol, en 1988. Fue el inicio de una carrera deportiva que duró dos décadas, durante las cuales marcó un hito en la historia del balompié nacional, especialmente, en el Alto Paraná. Se retiró a los 38 años jugando en su querida Kaarendy, en el Deportivo Primavera, y se coronó campeón.

Carlos Colmán, un mediocampista múltiple campeón, cautivó no solo por sus cualidades atléticas, sino también por su don de persona. Integró una camada de grandes futbolistas en la década del ’90. Su pasado fue un pilar en su vida para sobreponerse a las peripecias, que quedaron en el baúl de los recuerdos. Fue perseverante y sobresalió en el mundo que le apasionaba, el fútbol.


INICIOS
“Comencé a jugar en el ’88 en el club Hernandarias, luego de calentar mucho tiempo el banco. Era bien conceptuado por los dirigentes porque me gustaba correr, impresionaba con mis corridas, pero no usaba la cabeza. Pero aprendí, mejoré mucho. En aquella época el club Hernandarias pertenecía a la Liga Paranaense, creo que fue el último año allí, luego vine a la Liga Hernandariense”, expresó.
“Muchos años jugué en el club Hernandarias. Fui convocado a la selección Hernandariense. Recuerdo que en 1996, fui como refuerzo a Paranaense. Cumplimos buena campaña y llegamos jugar la final en el Defensores del Chaco. El técnico (Esteban Molinas) nos dijo que jugáramos para el empate, que era suficiente para ser campeones. Cuando entramos a la cancha nos reunimos y el grupo decidió jugar ganar, así lo hicimos y logramos el triunfo y el título de campeón nacional”, recordó.


APODO
“En el ámbito del fútbol me decían Pulmotor, porque me gustaba correr, me cuidaba mucho porque quería rendir alto en cada partido. Algunos me llamaban de Buey, pero no coincidía conmigo, porque yo era corredor, me caractericé con el buen resto físico que tenía”.

UN TÉCNICO
“Para mí fue “Teto” Espínola, todo lo que aprendí en el fútbol, él me enseñó. Lo que fui y gané como jugador lo debo al profesor Espínola. Están otros profesionales como Benito Ramos, Esteban Molinas, con quienes hablé mucho, ellos me orientaron para mejorar o pulir ciertas cualidades que tenía”, refirió.


REGALOS DEL FÚTBOL
“Sinceramente me abrió puertas por todas partes, me dio amigos, trabajo. Y algo muy especial que no tiene precio es el reconocimiento de la gente en la calle, esas satisfacciones el fútbol me dio. Además, el fútbol me brindó la ocasión de conocer a compañeros, grandes personas, bueno amigos. Nos juntaos para ayudar a algún compañero que nos necesita, todos acudimos para aportar nuestra cuota de solidaridad”.


AYER Y HOY
“Antes había más pasión por el fútbol, el público era eufórico y eso era una motivación más para el jugador. No queríamos perder, jugábamos a morir, entraba a tallar la fuerza, la inteligencia. El dinero que nos daban era el complemento, porque en primer lugar estaba nuestra dignidad, la vergüenza deportiva, no queríamos que la gente nos señale por perder un partido”, expresó.
“Ahora el fútbol se maneja por intereses, por dinero, los empresarios tienen sus jugadores y estos ya no hacen esfuerzos o méritos para estar de titulares”, agregó.

Carlos Colmán, en el centro, en cuclillas, en el equipo de Paranaense de 1996, junto con Joel Cáceres, Isabelino Mereles, Marcial Nuñez, Juan Duarte, Jorge Sarubbi y otras figuras fulgurantes.


ANÉCDOTA
“Una noche dormí de la emoción. Fue luego de un partido en el que me eligieron la figura. Azucarera era nuestro rival, nosotros estábamos en Paranaense. Me tomó un insomnio,de tanta emoción”.


MENSAJE PARA LA JUVENTUD
“A los jóvenes que quieran ser futbolistas les digo que hay tres aspectos fundamentales: la humildad, eso incluye el respeto a sí mismo; sacrificio y trabajo. Y siempre hay tener en cuenta la parte espiritual. La fe mueve montañas dice un refrán, hay que tener fe, paciencia, saber calentar el banco, ser perseverante, soportar los reproches del técnico y los compañeros. Y dedicarse mucho a la preparación física”


AGRADECIMIENTOS
“A mi madre, una mujer sacrificada, sufrió mucho por darnos la mejor educación. Vivimos momentos muy difíciles”.

FICHA
Nombres: Carlos Ramón
Apellido: Colmán
Apodo: Pulmotor
Fecha de nacimiento: 16/04/1970
Lugar de nacimiento: Juan León Mallorquín
Esposa: Fanny Balbuena Machado
Hijas: Rocío Beatriz, Yamila, Irene, Clarise y Carlos Emmanuel.
Estatura: 1,72 m.
Puesto: Mediocampista
Trayectoria: Hernandarias (cuando estaba en la Liga Paranaense) Unión Barrerense (Liga Hernandariense, ya desaparecido), 3 de Febrero (Liga Paranaense), Nacional, 4 de Octubre (Liga Hernandariense) y Primavera (Liga Kaarendy).
Logros: Como futbolista: Campeón con el club Hernandarias en 1989 y 1994, campeón con Unión Barrerense en 1995, campeón nacional de Interligas con la selección Paranaense en 1996, campeón de la Copa San Isidro de Curuguaty con Paranaense en 1996, campeón con Primavera de la Liga Kaarendy en el 2008. Como DT: Campeón con 4 de Octubre de la Liga Hernandariense.


https://twitter.com/deportescdepy
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
https://www.instagram.com/deportescde/?hl=es-la