12 de agosto de 2020

Rafael Cabañas, driblador, veloz y desequilibrante

Su presencia en la cancha era sinónimo de show para el público. Si no era titular, en el inicio del segundo tiempo, los aficionados coreaban su nombre pidiendo su ingreso al campo de juego. Su carrera deportiva en el Alto Paraná fue efímera, sin embargo, deleitó a quienes tuvieron el privilegio de verle.

Su nombre comenzó a surgir en el 92, cuando se consagró campeón de la Liga Paranaense con Minga Guazú. Era diminuto, escurridizo y cuando emprende velocidad, resultaba inalcanzable para sus rivales. Con su 1,70 metros era el protagonista principal para el delirio de los amantes del fútbol, en aquella época en la que gente iba en familia a las canchas.

Rafael Cabañas, popularmente conocido como “Cabañita”, se ganó el cariño del pueblo esteño jugando por el Deportivo Boquerón en los años 93 y 94. Su habilidad y fuerza goleadora lo llevó a la selección Paranaense, en los nacionales Interligas.

Con la verdolaga obtuvo el título departamental en el 96, año que también se coronó a nivel nacional. Pero una lesión le impidió llegar a la instancia decisiva nacional.

INICIOS

 “Me inicié a los 15 años en el Sportivo (Santa Elena). Era rápido, me gustaba correr y alcanzar los pases en profundidad. Luego me convocaron a la selección de Yhaguy, en la juvenil, primero; y luego integré la de mayores”, expresó Cabañas.

“En el 91 vine al Alto Paraná. Primeramente jugué en El Colono de la entonces Liga Salesiana. Luego,  fiché por Minga Guazú. Allí me gané la titularidad en el equipo de primera con recordadas figuras, con quienes aprendí mucho en la cancha. En el 92 salimos campeones, con el apoyo de toda la gente minguera, que siempre respaldó al equipo”, añadió.

REGALOS DE FÚTBOL

“Me dio muchos amigos, amigos de verdad, aquel que te pasa la mano cuando uno necesita. Gané muchas amistades en todas partes y especialmente en el Alto Paraná. Hasta ahora nos encontramos y seguimos jugando al fútbol, inclusive, torneos seniors. El fútbol me dio la posibilidad de disfrutar con los amigos. Mediante el fútbol le conocí a mi esposa, con quien hemos formado una hermosa familia, que es el mejor regalo de la vida”.

AYER Y HOY

 “Antes corríamos ad honoren. Ahora nadie corre gratis, ni en la juvenil. Creo que la inserción del dinero el fútbol cambió todo, hizo que haya más y mejor preparación. Los jugadores tienen una cotización, se le paga primas, sueldos, premios por partidos ganados. La mente está más en el dinero, que en el objetivo de ser futbolista. Y es eso que genera aspectos negativos también, porque hay futbolistas perezosos, que no quieren entrenar, no quieren correr en los partidos oficiales y es el equipo que el paga las consecuencias”, refirió.

Equipo de Minga Guazú, campeón paranaense 1992: parados: Alcides Romero, Rolando López, Milner Britos, Juan Garcete y Víctor Hugo Valiente. En cuclillas: Rafael Cabañas, Isabelino Mereles, Pablo González, Carmelo Martínez y Cripiano Cantero.

ANÉCDOTA

 “Recuerdo, cuando estábamos en Ypacarai con la selección Boquerón, en el 94 previo a un partido contra Olimpia. El kinesiólogo Julio González, el popular “Chico”, me iba aplicar un medicamento para ventosa que dolía mucho. Estaba en anatómico y cuando él se acercó empecé a correr alrededor de la iglesia, donde estábamos, por temor. Todos los compañeros se rieron de mí”.

MENSAJE PARA LA JUVENTUD

 “Que le den importancia y dedicación al fútbol. Creo estas palabras resumen todo, porque si lo hacen se mantendrán lejos de las fiestas, de las drogas, de las amistades que llevan por mal camino. Van a aprender a valorar a su padres y familiares”, dijo.

FICHA

Nombre: Rafael

Apellidos: Cabañas Martínez

Apodo: “Cabañita”

Fecha de nacimiento: 06/12/1970

Lugar de nacimiento: Santa Elena – Cordillera

Esposa: Teodolina González de Cabañas

Hijos: Fernando, Marcos, Jessica, Deysi y Paola

Estatura: 1,70 m.

Trayectoria: Sportivo Santan Elena, selecciones juveniles y mayores de Yhaguy, Deportivo Minga Guazú, Boquerón y selecciones Paranaenses de mayores.

Rafael Cabañas, tercero, en cucillas, en el equipo de Boquerón. Foto de Ramón Rivas.
https://twitter.com/deportescdepy
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
https://www.instagram.com/deportescde/?hl=es-la