6 de agosto de 2020

Mauricio Pérez, táctico, inteligente y múltiple campeón

Un hombre que nació para ganar. En la mayoría de los clubes en que militó, dio la vuelta olímpica. Bendecido. Natural de Pastoreo, germinó futbolísticamente en Boquerón, club que en la década del ’80 y ’90 fue cuna de grandes jugadores. Este no fue la excepción. No solo brillo a nivel regional, también lo hizo a nivel nacional e
internacional. Hoy día, DT profesional, desea continuar por la senda acostumbrada, la de las consagraciones.

Mauricio Pérez comenzó a desempeñarse de delantero, pero rápidamente encontró un sitio natural, en que sobresalió, volante por izquierda, aunque también le gustaba jugar de 10, el enlace entre el medio y la delantera.
Títulos tiene lleno en su haber. Nació de aquella camada gloriosa de Boquerón y la selección Paranaense, conjuntamente con Cándido Candia, Jorge Sarubbi, Alcides Noguera y otras inolvidables jugadores de la época.
Pérez tenía el camino allanado, fue campeón con Cerro Porteño, Olimpia, Guaraní, consagraciones que se extendieron en el plano internacional como México. Aquí, la rica historia de un grande del fútbol paranaense.

INICIOS
“A los 15 años comencé a jugar al fútbol. Yo nací en Pastoreo, pero luego de un par de días vinimos a Ciudad del Este. Boquerón fue mi primer club en esta zona, pero en el Deportivo Pastoreo me inicié y después vine a jugar aquí, cuando el técnico era
don Carlos Arce. Posteriromente fui convocado por Saturnino Arrúa para integrar la selección Paranaense. Luego fiche por Cerro Porteño de Asunción para iniciar una recorrida por varios clubes del exterior hasta que volví al Paraguay. En el 2005 fue la última vez que jugué, lo hice en Sport Colombia. Fueron dos décadas decidas al fútbol, que es mi pasión y que me dio todo”, expresó Pérez.

APODO
“El apodo viene de mi nombre, Mauricio. Fue Julio González Caballero quien comenzó a llamarme de Icho y me quedé con ese apodo, con el que en el ámbito futbolístico se me conoce”.

REGALOS DEL FÚTBOL
“El fútbol me dio muchísimas satisfacciones, una muy buena familia. Todo lo que tengo es gracias al fútbol. Y lo más importantes es que coseché muchos amigos, aquí y en todas partes. A donde vaya los amigos me llaman, compartimos juntos, recordamos
anécdotas. No puedo quejarme, el fútbol me dio todo”, agregó.

AYER Y HOY

 “Hoy es más fácil jugar y llegar alto, porque el fútbol es negocio. El que tenga talento, rápidamente es tenido en cuenta y llevado a clubes grandes, pero eso no significa que va a sobresalir. Llegar arriba es fácil, mantenerse es difícil. Antes, se apostaba más a la experiencia de los jugadores, que le daba mayor jerarquía, técnica al equipo y en consecuencia a los partidos. La disciplina debe imponer el técnico en cualquier grupo y la tecnología no debe ser distracción para los jugadores sino elemento para la comunicación. La cuestión no pasa por prohibir su uso a los atletas, sino su uso
racional y en un periodo de tiempo. El entrenador debe manejar con inteligencia ese asunto. Y en los últimos tiempos, hubo una mezcla en los equipos de jugadores experimentados y juveniles para tratar de equilibrar y combinar la madurez emocional, con la agilidad y velocidad de los más jóvenes”, refirió Pérez.

UN TÉCNICO
“Bueno, aprendí de todos, pero con Luis Cubilla aprendí mucho y me marcó en mi vida profesional. Era un gran profesional, que sabe manejar los grupos, es muy exigente y no hacía que tengamos que cuidarnos, si no, no rendíamos y quedábamos fuera de sus planes. El nos decía: ´Ahora debemos vivir el fútbol, luego vamos a vivir del
fútbol’, y tenía razón. El fútbol es nuestra fuente de trabajo y debemos cuidarnos dentro y fuera de la cancha para rendir alto”.

Mauricio Pérez, en su rol de entrenador.

MENSAJE PARA LA JUVENTUD
“Trabajo, perseverancia, cuidado personal, disciplina. Cuando uno empieza sobresalir debe tener asesoramiento, porque es muy fácil salir del carril, porque hay muchas tentaciones, que cuando somos nuevos no dimensionamos”.

AGRADECIMIENTOS
«Agradezco a mi cuñado (Aníbal Avalos), porque fue él quien me llevó a Boquerón para iniciar una carrera que fue muy buena para mí. Gracias a Dios pude alcanzar muchos títulos. Gracias a mi familia, a mis hijos, quienes siempre me apoyaron, y el Alto Paraná me abrió las puertas para hacer lo que me gusta”.

FICHA:
Nombre
: Mauricio
Apellido: Pérez
Apodo: Icho
Fecha de nacimiento: 19/07/1968
Lugar de nacimiento: Pastoreo
Esposa: Mely Caballero
Hijos: Arleen, Fernando, Mayda e Iago
Trayectoria: Deportivo Pastoreo, Boquerón, selección Pananaense, Cerro
Porteño, América de México, Cerro Corá, Deportes Concepción de Chile,
Guaraní, Olimpia, Luqueño, Nacional y Gral. Caballero y Sport Colombia.
Puesto: Carrilero izquierdo
Estatura: 1,78 m.
Logros:

Como futbolista: con Deportivo Pastoreo en 1985, campeón con Boquerón en 1986, campeón con nacional de Interligas con Paranaense en 1987, campeón con Cerro Porteño en 1988, campeón con América de México en 1988 y 1989; campeón con Cerro Porteño del torneo República en 1990 y 1992, campeón con Cerro Porteño en 1993, campeón con Cerro Corá del torneo República en 1993;  campeón con Guaraní en el Apertura 1996, campeón con Olimpia en 1997, 1998, 1999 y 2000; campeón con Nacional en 2003.

Como D.T.: campeón con 29 de Setiembre de Lambaré en el 2009, campeón con Olimpia de La Colmena en el 2010, campeón con Sudamérica de Paraguarí en 2011.

https://twitter.com/deportescdepy
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
https://www.instagram.com/deportescde/?hl=es-la