14 de agosto de 2020

Nelson Zelaya habla de su pasado en Olimpia y Cerro Porteño

Nelson Fabián Zelaya, recio baluarte en la defensa, destacado campeón en el fútbol nacional e internacional. Líder y referente zaguero central que visitó la casaca de los grandes en el balompié paraguayo.


Hombre récord al ser pentacampeón del fútbol paraguayo, cuatro veces con Olimpia y en una ocasión con Cerro Porteño, desde 1997 a 2001. Además, ganó la Copa Libertadores 2002 y Recopa Sudamericana 2003 con el decano, en el que militó gran parte de su carrera y obtuvo la mayoría de los títulos.
Pasó por el fútbol de España en el viejo continente, militó en clubes de Chile, Bolivia y Venezuela. Fue integrante de la selección paraguaya en el proceso rumbo a Corea-Japón 2002.
Está radicado en el Alto Paraná con su familia hace 7 años, trabaja en el campo, alejado del fútbol desde su última experiencia en 2013, cuando dirigió técnicamente a Cerro Porteño de Presidente Franco.

Inicios
Nació en Asunción, inmerso en el fútbol desde muy joven. ‘’Comencé en mi equipo del barrio en Asunción, Juventud de Loma Pytã, club de la segunda de ascenso. Estuve ahí hasta que pasé a Olimpia. Empecé en la categoría aspirante con profesor Oscar “Topo” Giménez”, dijo.

El debut, afianzamiento y secuencia de logros
Zelaya debutó profesionalmente en Olimpia en 1996 y se afianzó al año siguiente como pieza clave en zaga titular del estratega uruguayo Luis Cubilla. Con el franjeado, se adjudicó el tetracampeonato paraguayo, 1997, 1998, 1999 y 2000, este último con la conducción técnica de Alicio Solalinde, y Osvaldo Domínguez Dibb, como presidente.

El desafío y la responsabilidad en Cerro Porteño
En 2001, el defensor pasó a filas del Ciclón. Al finalizar su vínculo con el decano y al no llegar a un arreglo económico aceptó la propuesta de Cerro Porteño.
“Tuve ofertas del exterior pero Cerro podía pagar mis pretensiones y acepté el desafío con mucha responsabilidad, en esa temporada se conformó un gran plantel con el entrenador Mario Jaquet y la presidencia de César Luis Puente. Pasar a la otra vereda fue como reestrenarme en el fútbol y gracias a Dios me fue muy bien, conseguí el quinto título consecutivo en mi carrera”.



Su vuelta a Olimpia y la gloria internacional
Para el 2002, Zelaya regresó al Rey de Copas y a las órdenes del técnico argentino, Nery Pumpido, conquistó la tercera Copa Libertadores de América contra São Cateano de Brasil. Así coronó un gran año para Olimpia con la obtención internacional en el centenario de la institución con el que también ganó la Recopa Sudamericana 2003, frente a San Lorenzo de Almagro de Argentina.
“Haber ganado la copa fue como obtener un título universitario, es el corolario para el futbolista. Hay grandes futbolistas que la jugaron pero no pudieron ganarla porque no todos tienen esa oportunidad”, resaltó.

Nelson Zelaya, primero de la izquierda, entre los parados, en el equipo Olimpia.

Recordó el encuentro ante Real Madrid por la Copa Intercontinental y dijo que es algo que muchas veces no se dimensiona esa satisfacción de enfrentar a los mejores del mundo.
“Fue meritorio lo que hicimos, éramos 11 contra 11, generamos cuatro ocasiones de goles en el primer tiempo y si al menos marcábamos una, la historia tal vez sería diferente. Ellos tuvieron chances y no perdonaron, pero no hubo tanta diferencia en el trámite del juego, nos plantamos bien con el coraje de la garra guaraní ante los galácticos que tenían mucha jerarquía y no teníamos nada que perder”

El mundo Olimpia y el reconocimiento a Osvaldo Domínguez Dibb
Con el franjeado tuvo en tres etapas. (1996- 2000 – 2002 y 2003 -2004). “En Olimpia se trabaja todo el día para ser el número uno, el equipo siempre se caracterizó por el coraje más allá de lo físico, técnico y táctico. En Paraguay hay chance de conseguir el preciado campeonato, pero a nivel internacional es más complicado por la jerarquía de los planteles y potencial económico. Pese a todo eso salíamos a jugar de igual a igual aquí o en el exterior y todo eso nos llevó a pelear cosas importantes.”
Destacó que Osvaldo Domínguez es un hombre ganador, para él no existe el segundo puesto era la mentalidad que transmitía, esa era su tesitura de vida.
“Antes del partido final nos motivaba y decía que los vendedores, fuera del estadio ya tenían los cuadros de los finalistas del torneo y que minutos antes de la culminación del juego ya guardaban al equipo perdedor explicando que el ser segundos no existe y hay que ser siempre campeón”

Nelson Zelaya, primero desde la izquierda, entre los parados, en el equipo de Cerro Porteño.


Mensaje a la juventud
“El fútbol es lo más preciado que le puede acontecer a uno, muchas veces no hace falta ser bueno futbolísticamente, hay muchos buenos, pero no hacen el sacrificio para sobresalir, el fútbol conlleva muchas cosas, el esmerarse día a día para llegar a la meta. Hay muchos que llegaron, pero rápidamente, a los 6 meses desaparecen. El sacrificio en los entrenamientos y en la vida privada es el secreto para el éxito”, enfatizó.

FICHA:
Nombres: Nelson Fabián
Apellidos: Zelaya Ramírez
Fecha de nacimiento: 09/07/1973
Lugar de nacimiento: Asunción
Trayectoria: Juventud de Loma Pyta, Olimpia1996-2000-2002- 2003 2004, Cerro Porteño 2001, Recreativo de Huelva en España 2003, Universidad de Concepción de Chile, 2004 Estudiantes de Mérida 2005 en Venezuela y The Strongest de Bolivia 2006.
Puesto: Defensor, zaguero central
Estatura: 1,90 m.
Logros: Como futbolista: Con Olimpia tetracampeón paraguayo 1997-2000, con Cerro Porteño campeón fútbol Paraguayo 2001. Campeón con Olimpia en la Copa Libertadores 2002 y Recopa Sudamericana 2003.

Nelson Zelaya (centro) sostiene la Copa Libertadores de América, junto con Richard Báez (i) y Julio Cáceres.

Redacción: Jorge Martínez.

Fotos extraídas del facebook de Nelson Zelaya.

https://twitter.com/deportescdepy
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
https://www.instagram.com/deportescde/?hl=es-la