11 de agosto de 2020

Jorge Sarubbi, temperamental y gran recuperador de pelota

Caazapeño de cuna, pero su vida la pasó en la otrora Ciudad Presidente Stroessner. Su carrera de jugador la dedicó al 3 de Febrero, club en el que sobresalió. También militó varias veces en selecciones Paranaenses en los campeonatos nacionales de Interligas. Era sinónimo de personalidad y gran temperamento en la cancha. Su misión era cortar toda acción en medio campo, le gustaba dirigir, hablar, cargarse la responsabilidad del equipo en pos de los objetivos.

Jorge Sarubbi, recordado por la sociedad su gran don de volante marcador, el popular número. En aquella época, su trabajo se redoblaba, porque no existía aún doble 6. Era el único batallador, siempre entraba fuerte. Formó parte de la camada de atletas que escribió las páginas más gloriosas del fútbol esteño, a nivel clubes y selecciones.


INICIOS
“Me inicié a la edad de 14 años en las inferiores del 3 de Febrero, en esa época se le llamaba categoría infantil. Allí jugué un año y medio, luego ya debuté en Primera. El profesor Eduardo Rivera fue quien me convocó y me dio la oportunidad de jugar en el equipo principal. Aprendí mucho, porque en esa época el 3 de Febrero contrataba técnicos muy buenos como Sergio Rojas, Crispín Rafael Verza, Aurelio Martínez.”, expresó.


“Para el torneo nacional, creo que fue en el 94’ fui de refuerzo a Boquerón y jugué ese torneo. Después fiche por Primero de Mayo, allí jugué en 96 y 97. Es decir, tres años lo que no jugué en 3 de Febrero, el resto de mi carrera hice ese club. También fui convocado a la selección Paranaense, estuve en todas las convocatorias, prácticamente, llegamos a varias finales como las del 90 y 94, pero ambas perdimos ante Liga del Sud e Ypacaraí, respectivamente”, recordó.



APODO
“En el ámbito del fútbol se me conoce más por mi apellido, Sarubbi. Pero fue Antonio Román que un día me llamó de kururu (sapo), porque cuando me enojo, prácticamente me convierto, dijo”, refirió.

AYER Y HOY
“La disciplina que teníamos antes, era gracias a las exigencias de los entrenadores. Esa disciplina nos ayudó a respetar no solo al técnico, sino hasta educar nuestro organismo. A la hora de descansar, teníamos que descansar, dormir, porque sabíamos que al día siguiente teníamos un compromiso muy gran con nosotros mismos, con la sociedad. La disciplina teníamos que tener dentro y fuera de la cancha. Debíamos desayunar a hora en nuestras casas, almorzar, cenar y descansar conforme a un horario que nuestro estómago se acostumbró”, expresó.
“Ahora hay más libertad para los jugadores y eso hace que el cuidado no sea muy estricto. En nuestra época, el que quería ser titular, debía demostrar grandes cualidades. Además, uno no podría ni engriparse, porque si perdía el puesto, le costará mucho tiempo recuperarlo. Tácticamente, éramos muy ordenados, cada quien tenía funciones propias. Yo, por ejemplo, quería recuperar la pelota y salir a buscar al compañero para asistirlo, y me Saturnino Arrúa me prohibió eso, no podía dar dos pasos, sino recupera la pelota y cederla rápidamente”.

REGALOS DEL FÚTBOL
“El fútbol me dio muchas amistades, en todas partes. Gracias al fútbol tengo trabajo, una linda familia y bienestar, no puedo quejarme. Me abrió puertas en muchas partes y algo que no se compra, el aprecio y respeto de la gente. Siempre soy bien recibido a donde vaya, por eso no me arrepiento de las posibilidades que tuve para jugar en clubes de Primera como Cerro Porteño y Sol de América, pero se me truncaron esas chances”, enfatizó.



UN TÉCNICO
“Sin desmeritar a nadie, pero en mi carrera de jugador me marcaron Eduardo Rivera y Saturnino Arrúa. Rivera es una persona extraordinaria, que se ocupaba de todo, no solo del aspecto futbolístico del atleta, sino también de sus problemas personales. Y Arrúa me enseñó la disciplina y a erigirme como el director del grupo, yo tenía que hablar, dirigir si están bien parados o no, si no, me retaba, siempre me deba responsabilidades muy grandes”, remarcó.

Jorge Sarubbi.



ANÉCDOTA
“Esta ejemplar, porque generalmente las anécdotas son simpáticas. En el 96, cuando íbamos a ser campeones nacionales, el plantel debió decidir quedarse en Asunción una semana más y compartir un brindis un lunes, y luego entrenar a full, o volver a Ciudad del Este esa semana y regresar a la capital para el día del partido. El grupo analizó la situación y decidimos quedarnos, pero con la misión de ser campeones. Eso implicaba cuidarse al máximo, rendir en la cancha y ganar el partido. Compartimos ese lunes un asadito, bebimos cerveza moderadamente, luego descansamos y al final ganamos el título de campeón nacional”, recordó con nostalgia.

MENSAJE PARA LA JUVENTUD
“El cuidado personal, la disciplina, el sacrificio y mucha práctica deben ser aliados del que quiera ser futbolista. Si el técnico pide 10 vueltas de trotes, el que sueña sobresalir, debe dar 12, siempre hay que esforzarse más, solo así se sobresale. No hacerse el vivo y pensar que engaña al entrenador, cuando en verdad se engaña a sí mismo”.

AGRADECIMIENTOS
“A DeportesCDE por la iniciativa y el apoyo que le da a los ex jugadores, que de alguna manera somos olvidados por muchos, porque cuando las instituciones cumplen aniversarios, nunca fuimos tenidos en cuenta. Sin embargo, una empresa periodística ve, valora y divulga los hechos que formaron parte de la sociedad altoparanaense, la cual se conoció más mediante las brillantes actuaciones de sus clubes o selecciones dentro y fuera del Paraguay”.



FICHA
Nombres: Jorge Insfrán
Apellidos: Sarubbi Martínez
Apodo: Kururu
Fecha de nacimiento: 21/10/1967
Lugar de nacimiento: Ñumi, Caazapá
Esposa: Eli Costa
Hijos: Sandy y Jorge
Estatura: 1,78 m.
Puesto: Mediocampista
Trayectoria: 3 de Febrero, Boquerón, Primero de Mayo y selecciones Paranaenses.
Logros: Campeón de la Copa de Campeones de Interligas con la selección Paranaense 1990, campeón nacional de Interligas con la selección Paranaense en 1996, campeón de la Copa San Isidro de Curuguaty con Paranaense en 1996.

Momento glorioso, Jorge Sarubbi, llevado en andas saluda al público, tras la obtención del título del nacional de Interligas, en 1996.




https://twitter.com/deportescdepy
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
https://www.instagram.com/deportescde/?hl=es-la