6 de agosto de 2020

Marcial Nuñez, elegancia y personalidad en la defensa

Cordillerano de cuna, pero de corazón paranaense. Cosechó títulos con Cerro de Franco en su época dorada. Su gran calidad, elegancia y personalidad lo llevaron a la selección Paranaense, la cual defendió con firmeza y coraje. Es polifuncional, pero se destacó más como extremo zurdo, con gran poder de marcación y determinación en las proyecciones. Defendió varios clubes y selecciones, en los que brilló gracias a su dotes de futbolistas y de persona.

Es también de la gloriosa camada en el fútbol esteño. Integró el plantel de Cerro de Franco en su momento más importante. Marcial Nuñez, recio defensor, de juego limpio, fuerte en la marcación. Sus características le permitió no solo cumplir la función de lateral izquierdo, sino también de zaguero central, en el que también se desenvolvió con la calidad acostumbrada.

Dedicó unos 25 años de su vida al balompié, cuando decidió colgar los botines a los 41 años, un marca que sirve de ejemplo para muchos, especialmente para la juventud, pues cuando la disciplina es la principal aliada, aún con la experiencia a cuestas, el rendimiento es la cancha es destacable.

INICIOS

“El club Guaraní de Ypacaraí fue mi primer club, allí comencé a jugar brevemente, en el ’87. En el primer año me llamaron a la selección de Ypacaraí, con la que logramos el título en el ’89. Luego, el comisario Nuñez me trajo al Alto Paraná, fiché por Cerro de Franco, pasé a Minga Guazú, pero luego regresé a Cerro, en el que presté muchos de servicio”, expresó.

APODO

«El motivo es sencillo. A mi padre le decían jacaré (cocodrillo), en consecuencia, yo, su hijo, volví a ser jacaré”, señaló entre risas.

AYER Y HOY

“El fútbol de antes, de nuestra época, se jugaba por amor a la camiseta, lo cual ya no sucede en la actualidad. Hoy le resulta más fácil a los atletas escalar y llegar a la selección, por ejemplo, porque tienen empresarios, que burlan los mecanismos legales para poner en vidriera a su jugador, lo cual considero perjudicial, porque para la alta competencia, ese futbolista, dificilmente esté preparado para afrontar”, explicó.

Marcial Nuñez.

REGALOS DEL FÚTBOL

“El fútbol me dio todo, absolutamente todo. No puedo quejarse, tengo una linda familia, un hogar y amigos por todas partes, amistades que valen la pena”.

UN TÉCNICO

“Yo aprendí de todos, no puedo citar a uno solo. Aprendí con Hugo Arsenio González, Carlos Arce, Eladio Zárate, Crispín Rafael Verza, Esteban Molinas, Satunino Arrúa y Benito Ramos”.

ANÉCDOTA

“Estábamos viajando en el colectivo para un partido. Y el bus se quedó para que los muchachos compraran chipa. Uno compró, además de la chipa, un butifarra, lo que generó el disgusto de Jorge Sarubbi, el que tenía cierta ascendencia en el grupo, por su carácter. Y este le dijo, eruptas por mí y te voy a pegar”.

AGRADECIMIENTOS

“Al comisario Nuñez, a “Meneco” (Aníbal Cáceres), Antonio Aranda, porque me dieron la oportunidad de hacer lo que me gustaba, jugar al fútbol”, enfatizó.

FICHA

Nombre: Marcial

Apellidos: Nuñez Gauto

Apodo: Jacare

Fecha de nacimiento: 16/04/1965

Lugar de nacimiento: Caacupé

Esposa: Fátima Elizabeth Venialgo

Hijo: Albert Marcial

Puestos: Lateral izquierdo y zaguero central

Estatura: 1,79 m.

Trayectoria: Guaraní y 24 de Mayo (Ypacarai), Cerro de Franco, Minga Guazú (Liga Paranaense), Selección Paranaense, Caaguaceña e Ypacarai.

Logros: Campeón nacional de Interligas con la selección de Ypacarai en 1989, Tetracampeón con Cerro de Franco en la Liga Deportiva Paranaense en 1990, 1922, 1993 y 1995; campeón con 3 de Febrero en la Liga Deportiva Paranaense en 1994, campeón nacional de Intelrigas con la selección de Caaguazú en 1994, campeón nacional de Interligas con la selección Paranaense en 1996.

Marcial Nuñez (tercero, desde la izquierda) en el equipo de Cerro de Franco con recordadas figuras J.J. Meza, Abrahan Ocampos, Miguel Paiva, Luis Ayala, Nery López entre otras.
https://twitter.com/deportescdepy
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
https://www.instagram.com/deportescde/?hl=es-la