27 de septiembre de 2020

Ever Almeida, arquero récord y multicampeón


Ever Hugo Almeida, símbolo de Olimpia. El arquero más ganador en el fútbol paraguayo. Uruguayo de nacimiento, paraguayo por decisión, experimentado ganador y referente en el puesto. Hombre partícipe, protagonista de récords y conquistas inigualables en la historia franjeada, leyenda viviente en la memoria de la Copa Libertadores de América.


Inicios

Ever Hugo Almeida, nació en Saltos, Uruguay el 1 de julio de 1948. Comenzó su trayectoria profesional en 1966, en Cerro de Montevideo, entidad en la que permaneció hasta 1971.



Su arribo al fútbol paraguayo
El guardameta recaló en Guaraní para enero de 1972. Su estadía en el país sería en principio solo por seis meses, mientras tramitaba su posible transferencia al fútbol francés, mediante el empresario Epifanio Rojas.
“Yo llegué a Paraguay con el Sr. Rojas para arreglar algunos documentos e ir supuestamente a Francia a mitad de año, mientras, surgió la posibilidad de fichar por Cerro Porteño o Guaraní. Me decidí por el aurinegro, ya que conocía a su entrenador, con quien yo ya había trabajado en Cerro de Uruguay. Finalmente me quedé toda esa temporada en Guaraní, hicimos un préstamo con el empresario y un delantero del club, de apellido González, terminó yendo como parte de pago a Portugal donde lo ficharon definitivamente, con lo que yo decido quedarme hasta fin de año” recordó.
Almeida debutó en el paraguayo con el buzo aurinegro el 9 de abril de 1972.

Su llegada a Olimpia
Lo que al comienzo parecía ser solo una pasantía de seis meses en el fútbol paraguayo, terminó siendo dieciocho temporadas más. Almeida fue transferido a Olimpia a inicios de 1973, desde entonces hasta comienzos de 1991, sería el portero histórico del Rey de Copas ganando todo lo habido y por haber.
“Cuando llegué a Olimpia, Osvaldo Domínguez Dibb, no estaba como presidente de la institución, pero él (Domínguez) pidió que compren mi pase y regrese a Paraguay, porque yo estaba con Guaraní en Colombia. Al llegar al hotel conocí al entrenador (el uruguayo, José María Rodríguez) y los compañeros e inmediatamente debuté ante Cerro Porteño por Copa Libertadores al día siguiente en clásico copero”, recordó:
El decano cayó en su entreno en la Libertadores, el 4 de febrero de 1973, en el Defensores del Chaco 3-2 ante ciclón. “En ese partido tuve un error importantísimo para el tercer gol, así fue mi debut, estrenarme con un error mío ante la hinchada fue muy duro, la hinchada de Olimpia es muy exigente. Fuimos para un juego a Perú y más tarde tuvimos la revancha contra Cerro Porteño, ganamos 2-1 y allí recuperé la confianza de la gente, me fue muy bien y así empezó mi “romance” diría yo con la afición olimpista” reconoció.


Libertadores de 1979 y un sinfín de títulos continentales
Olimpia llegó a la cima de América al ganar la Libertadores de 1979 a Boca Juniors siendo el primer equipo no argentino, brasileño ni uruguayo en conquistar el certamen más importante de clubes del continente. El guardameta fue gravitante en las consagraciones internacionales para el franjeado. Formó parte de ambos planteles que entraron a historia del Rey de Copas.
“Teníamos un buen equipo que ya estaba convencido de que se le podía ganar a Boca. Estábamos con muy buen nivel futbolístico, éramos un equipo muy compacto, que no dejaba jugar al rival, en los primeros minutos siempre hacíamos goles y en esa final no fue la excepción” remarcó
En el primer choque, disputado en el Defensores del Chaco, Olimpia derrotó al elenco argentino por 2-0, con goles de Osvaldo Aquino y Miguel Ángel Piazza, la revancha, en La Bombonera, finalizó con empate 0-0, resultado que le dio al decano su primera Copa Libertadores.
“Cuando fuimos a jugar a la Bombonera, nos sentimos seguros y nunca se nos pasó por la mente perder ese partido, nos sentíamos confiados, sabíamos que sería difícil por lo que representaba Boca y que era en ese entonces el bicampeón de América. Se jugó un buen partido donde cualquiera hubiese ganado, tuvimos una serie de situaciones y Boca también, pero el empate sirvió para el campeonato nuestro” sentenció.
Posteriormente en esa temporada, el decano con Almeida en el arco, se adjudicó la Copa Interamericana el 16 de marzo de 1980, ante F.A.S. de El Salvador, la Intercontinental frente a Malmö de Suecia, título que coronó a Olimpia a nivel mundial en el juego de vuelta el 2 de marzo de 1980 con un global de 3-1


La Libertadores del 90
Ever Hugo también fue protagonista de la consagración olimpista en la Copa Libertadores de 1990, ante el conjunto ecuatoriano de Barcelona de Guayaquil. Su aporte resultó de vital en la serie donde atajó un penal en la final de Guayaquil, a su vez, fue transcendental para dejar fuera en penales a Atlético Nacional de Colombia en semifinales, equipo que el año anterior derrotó al decano por la misma vía en la final del certamen.


El franjeado se consagró campeón el 9 de octubre tras el empate en 1-1 en juego decisivo en Ecuador. Los goles del triunfo decano 2-0 en la ida disputado el miércoles 3 de octubre fueron hechos por Adriano Samaniego y Raúl Vicente Amarilla, en la revancha fue obra de Raúl Vicente Amarilla.
“El del 90´era un equipo diferente que de repente no estaba tan compactado pero tenía del mediocampo hacia adelante gente que jugaba muy bien. El equipo siempre hacía goles y nosotros atrás no defendíamos como podíamos sin embargo, estaba el hecho que se jugaba más diferente en comparación al del 79, ese equipo ganó muchas cosas, no ganamos todo porque perdimos la final ante AC Milan, en la Intercontinental, recordó.

Tras ese título, el decano siguió dulce en torneos continentales, sumó a sus vitrinas la Supercopa Sudamericana lograda ante Nacional de Uruguay el 11 de enero de 1991, en el Defensores del Chaco. Ese día Ever Hugo Almeida, defendió por última vez al decano terminando su carrera deportiva a los 42 años y con 18 temporadas en el arco de la franja negra.


Al ganar la Copa Libertadores y la Supercopa, el decano se coronó automáticamente campeón de la Recopa Sudamericana con lo que Almeida y sus compañeros obtuvieron otra competencia internacional a la que se agregó posteriormente la Copa Neru de la India. Todos estos y anteriores logros fueron con la presidencia de Osvaldo Domínguez Dibb y la conducción técnica del uruguayo Luis Cubilla.
“Domínguez fue el primero en creer que se podía, fue la base de todo convencimiento, eso nos daba energía para pensar en cosas grandes y que al final todo podíamos lograrlo” recordó.

Portada de la desaparecida revsita El Gráfico, con Olimpia campeón de América.


El revés en la Libertadores de 1989
Queda en el recuerdo aquella interminable definición por penales en la final ante Atlético Nacional de Medellín. Olimpia sufrió un duro revés ante el equipo colombiano que para ese juego hizo de local en Bogotá, referente a las cuestiones extra deportivas que giraban en torno al juego.

El histórico guardameta sostuvo que “a nosotros no nos molestó nadie antes del partido, fuimos a jugar convencidos de que podíamos luego del 2-0 de local, terminamos pagando nuestros propios errores porque tuvimos oportunidad de hacer algún gol, hicimos un gol en contra y fallamos en una pelota quieta que nos costó el empate en la serie, fuimos a penales y allí fue mérito del portero colombiano, René Higuita”, reconoció.

En la tanda de penales se ejecutó 18 tiros en total y tras una infartante resolución, el equipo cafetero ganó la serie por 5-4 conquistando así la competencia en ese año.


La Copa Intercontinental de 1990
El 9 de diciembre de diciembre de 1990, Olimpia enfrentó como campeón de América en Tokio, Japón para medirse al memorable AC Milan de Italia, en juego valido por la Copa Intercontinental de ese año. Ever Hugo recordó aquel juego ante los campeones de Europa en el que Olimpia sucumbió por 3-0, con dos goles del holandés Frank Rijkaard y el italiano Giovanni Stroppa.
“Fue lo máximo ir a jugar la final de la Copa del Mundo de clubes, hicimos un buen primer tiempo, tuvimos un error de salida casi a terminar el primer periodo y allí ellos nos hacen un gol. En el segundo tiempo tuvimos la obligación de salir abiertamente para buscar el resultado, llegamos bastante y jugador de la cancha fue el arquero de ellos y de contragolpe nos hicieron los dos goles” recordó.


Conquistas locales
Aparte de los seis torneos internacionales, el portero ostenta 10 títulos locales con el franjeado, comenzando en 1975 luego fue protagonista del exacampeonato desde 1978 a 1983, también ganó un campeonato en 1985 y un bicampeonato 1988 -1989. Mediante todas estas conquistas nacionales sumadas a las internacionales en ese lapso, Olimpia se ganó el mote de “Expreso Decano” y Rey de Copas” en el futbol paraguayo.

Su historia en la selección paraguaya
Ever Hugo Almeida obtuvo la naturalización paraguaya en 1973, con lo que estuvo habilitado para defender el pórtico albirrojo. El experimentado arquero tuvo su participación en la Selección Paraguaya en las eliminatorias para Alemania 74´ España 82´ y México 86´.
Debutó ante Bolivia sin recibir goles el 30 de setiembre de 1974. Paraguay derrotó esa noche en el Defensores del Chaco al combinado del altiplano por 4-0. Con el seleccionado paraguayo disputó 22 partidos y recibió 27 goles, desde 1973 hasta 1985.
El guardameta no formó parte de la selección que se consagró campeón de América en el 79´ ya que en la Copa América de 1975, fue sancionado tras una gresca ante Colombia, con lo que retornó recién en 1981. Tampoco integró la lista final para el mundial de México 86´ aunque si fue participe en las rondas clasificatorias.



Récords
Almeida es sinónimo leyenda en la Copa Libertadores, desde aquel primer juego el 4 de febrero de 1973, hasta su último compromiso disputado el 10 octubre de 1990, acumuló 113 partidos en 16 ediciones, marcas que siguen imbatidas hasta hoy.
Tuvo la marca de ser el arquero con mayor longevidad en disputar la Copa Libertadores hasta el 2014, con 40 años y 3 meses. Además se constituyó en el primer arquero en anotar un gol en el certamen, marcó un tanto de penal a Estudiantes de la Plata, el 29 de octubre de 1984 al portero argentino Luis Islas.
Almeida es uno de los cuatro únicos futbolistas paraguayos en ganar la Libertadores al menos en dos ocasiones. La lista integran Francisco Arce y Catalino Rivarola, ambos campeones con Gremio y Palmeiras de Brasil en 1995 y 1999 respectivamente, además de Jorge Guash con quien Ever Hugo integró los planteles ganadores de Olimpia en 1979 y 1990.
En la Primera División del futbol paraguayo, el experimentado arquero actuó en 443 partidos, un record que fue superado en 2015 por el futbolista Sergio Aquino.
Desde 1906 hasta la actualidad Ever Hugo Almeida es el futbolista con más juegos en la historia del Club Olimpia, 578 juegos, 443 locales y 135 internacionales.


Almeida como entrenador
El experimentado arquero colgó los guantes y agarró el buzo de entrenador por primera vez en 1992. En el fútbol paraguayo dirigió a Nacional en tres etapas 1992, 2009- 2010 y 2016- 2017, en Sol de América tuvo también tres etapas 1997- 1998, 2000, 2018-2019, Libertad en 2015, Sportivo Trinidense en 2017
Con Olimpia tuvo cuatro etapas: 1993, 2008-2009, 2013-2014 y 2017.
En el 2013, estuvo a un paso de lograr la cuarta Copa Libertadores siendo entrenador del franjeado. El decano perdió en la final por penales 4-3 ante Atlético Mineiro de Belo Horizonte, Brasil.
“Costó mucha esa preparación, el club estaba sin dirigencia y con serios problemas económicos. Llegamos a la final de esa copa exclusivamente por mérito de los jugadores”, recordó.
También fue vicecampeón la Apertura 1997 y Apertura 1998, con Sol de América y cayó en las finales ante Cerro Porteño y Olimpia respectivamente.
En el exterior dirigió técnicamente en el Municipal de Guatemala 2001-2004, 2017. El Nacional de Quito, 2004- 2006, Barcelona de Guayaquil, 2008. Rionegro Aguilas de Colombia en 2019


Logros como DT
En Paraguay, Almeida obtuvo un campeonato invicto con Olimpia en 1993 y el Clausura en 2009 con Nacional, este hecho fue histórico para el conjunto tricolor que bajo su comando se consagró campeón luego de 63 años. Fue en cimiento de otras dos conquistas locales para el elenco albo (Apertura 2011 y Apertura 2013) que también alcanzó la final Libertadores de 2014.

Olimpia de 1979, con Ever Almeida como portero.


Reconocimiento en Guatemala y Ecuador
En el exterior fue campeón con el Deportivo Municipal de Guatemala. Con el club escarlata, el uruguayo nacionalizado paraguayo consiguió 3 títulos de liga, 2 copas y 1 Copa de la Uncaf del 2001 a 2004.
Dejó sus hullas en el futbol ecuatoriano dirigiendo a El Nacional de Quito, conjunto con el cual se consagró bicampeón de liga en 2005 y 2006, emergiendo a figuras promisorias de Ecuador como Christian Lara, Pedro Quiñonez, Antonio Valencia y el recordado, Christian “Chucho” Benítez y otros.

Su paso por la selecciones de Paraguay y Guatemala
Almeida dirigió a la Albirroja en la Copa América de Paraguay 1999, certamen en el que el seleccionado paraguayo alcanzó los cuartos de final, ronda en la que cayó por penales en el Defensores del Chaco ante Uruguay.
Los anfitriones concluyeron invictos su participación en el torneo tras 4 juegos con 2 victorias y 2 empates. Se destaca en ella el estreno con la Selección paraguaya de futbolistas como Roque Santa Cruz, Nelson Cuevas, Justo Villar, Delio Toledo entre otros.
Desde 2010 a 2012 con la selección centroamericana, Ever Hugo consiguió una histórica clasificación para el mundial sub 20 de Colombia 2011, algo sin precedentes para fútbol guatemalteco. Con el combinado mayor estuvo a un gol de clasificar al hexagonal final de la Concacaf rumbo al mundial de Brasil 2014.


Incursión en el periodismo
Almeida siempre estuvo relacionado con el fútbol, en ocasiones cumpliendo la faceta de comentarista en la radio o televisión del país o el exterior. A lo largo de los años pasó por diversos medios radiales formando parte de planteles periodísticos de prestigio en los que analiza los encuentros futbolísticos. En la actualidad trabaja para La Deportiva 1120 AM de Asunción.


Mensaje a la Juventud
Tienen que tener dedicación, hay muchas cosas que intentarán sacarles del camino. Para ser profesionales deben tener una idea fija porque para ser alguien en el deporte se deben dejar muchas cosas de lado y no es tan fácil”, enfatizó.

Olimpia de 1990, que disputó la Copa Intercontinental.


FICHA:
Nombre: Ever Hugo
Apellido: Almeida
Fecha de nacimiento: 01/07/1948
Lugar de nacimiento: Salto, Uruguay.
Trayectoria
Club Atlético Cerro 1966-1971
Guaraní 1972
Olimpia 1973- 1991.
Como jugador
10 títulos locales
Campeón 1975, exacampeón 1978 a 1983 1985, bicampeón 1988,1989.
6 títulos internacionales
Copa Libertadores 1979,1990
Copa Intercontinental 1979
Copa Interamericana 1979
Supercopa 1990
Recopa 1990.
Todos con Olimpia


Logros como técnico
Campeón del fútbol paraguayo con Olimpia 1993 (invicto) Nacional en 2009
Bicampeón del fútbol ecuatoriano con El Nacional de Ecuador 2005.y 2006
Campeón del fútbol guatemalteco Apertura 2001, Clausura 2002, Apertura 2003, Copa Centenario 2003, Copa Centenario 2004
Campeón Copa Interclubes de la UNCAF 2001.

Everl Almeida levanta el preciado trofeo, la Copa Libertadores de América, en 1979.



Texto: Jorge Martínez.

Fotos: Extraídas del libro Leyendas del fútbol paraguayo.

https://twitter.com/deportescdepy
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
https://www.instagram.com/deportescde/?hl=es-la