27 de septiembre de 2020

Carlos Bergottini, un creativo virtuoso

Hernandariense genuino, alcanzó su sueño de ser futbolista profesional, merced a su perseverancia. Hijo de un gran jugador que sentó las bases del fútbol paranaense. Vistió casacas de varios clubes de primera división del Paraguay  y otros del exterior.

Carlos Bergottini, sinónimo de determinación. Fue un creativo, dotado de muy buena calidad técnica. Zurdo que marcaba las pautas en los partidos y buen rematador de tiros libres.

Comenzó a jugar en su querido Nacional, cerca del domicilio donde vivía. Apenas debutó y mostró sus cualidades, pasó a 1º de Mayo de la Liga Paranaense para iniciar el despegue en su carrera.

Fue campeón con la selección Paranaense en el Sudamericano de Chile, con una camada que luego ganó espacio en el fútbol nacional. En Luqueño estuvo 6 temporadas, 3 en Indonesia. Colgó los botines en 2014, dónde, en el club donde comenzó.

Fiel a su estilo, Bergottini se expresa con sinceridad, sencillez y directo en esta nota, cargada de buen contenido.

INICIOS

“Debuté en la primera división del fútbol del interior con el DT Teto Espínola (finado) y debuté en la primera división del fútbol de Paraguay con el DT Rolando Chilavert

Carlos Bergottini, con la casaca de Sportivo Luqueño, club en el que jugó 6 temporadas.

REGALOS DEL FÚTBOL

“El fútbol me dio mucho, la posibilidad de trabajar y vivir mucho tiempo de eso, que amamos, de conocer amigos en todas partes, de ser querido, reconocido. Me abrió muchas puertas, y de viajar por Asia que jamás me hubiese imaginado lograrlo de otra manera. Eso ayuda a crecer como persona, en todo sentido, aprendí a hablar otros idiomas, con el indonés y mejorar mi escuálido inglés que tenía antes de irme a esas tierras. Conocí distintas culturas y ese aprendizaje, nunca olvidaré esas experiencias”, indicó.

Agregó seguidamente: “El fútbol me educó, forjó mi carácter, me ayudó a pulirme íntegramente, a superarme día a día, a entender que aunque haga todo el esfuerzo puede que no sea suficiente, siquiera para estar sentado en el banco, y así quedar fuera del plantel del domingo, y aceptarlo sin recibir siquiera una explicación. Eso no se da en otro ámbito que no sea en el deporte de competencia, y ese tipo de situaciones ayudan a crecer si prestas atención, es un aprendizaje contínuo”.

Además manifestó: “Eso (toda la experiencia) me ayudó a que todo lo que pueda emprender después de haber dejado la práctica del fútbol a hacer las cosas bien, a pensar rápido, a ser ‘’vivo y perspicaz ‘’, a estar atento, a saber relacionarme en todos los ámbitos de la vida, yo puede dormir en un catre o en el mejor sommier, puedo comer y mi preferido es un vori vori de gallina casera pero también me gusta el sushi, puedo andar de vuelta en bus y también no me roba el sueño de manejar una 4×4”.

Añadió: “Puedo trabajar como vendedor de la vía pública y ser lo que hoy me toca ser, comerciante y también concejal municipal de mi ciudad, en síntesis, el fútbol me educó con los años, eso porque aproveché y aprendí todo eso, si bien en cierto que yo concluí mis estudios terciarios, recibiéndome como profesor de enseñanza escolar básica y de educación física, o sea, me recibí de docente, vengo de una familia materna de grandes docentes, pero ejercí por poco tiempo”.

LA EVOLUCIÓN DEL FÚTBOL
“Creo que el fútbol como en todo deporte, va evolucionando, los jugadores cada vez más atletas y más veloces, los balones y atuendos cada vez más sofisticados, los campos cada vez más lindos, y la tecnología también ayuda mucho para que todo eso mejore, después todo es igual, el que sabe jugar sabe, y debe sólo entrenar bien y cuidarse, ser fuerte mentalmente y tener muchas ganas de superarse”, refirió.

También expresó: “Llegar a la primera división, o sea, llegar a ser un jugador profesional es bastante difícil, si hacés un recuento muy pocos llegan, en toda mi ciudad que ya se juega al fútbol por mas d 60 años, creo que no somos más de 50 jugadores los que hemos tenido la bendición de haber jugado en primera, tiene mucho que  ver también la suerte en todo esto”.

“Es que hay tantos jugadores y muy pocos lugares, hay que tener en cuenta que en nuestro fútbol paraguayo por ejemplo, hay 12 clubes, si le multiplicas por 30 jugadores, que sería más o menos la cantidad por plantel de primera, tenemos solo 360 privilegiados jugando en primera división, un puñado más de jugadores paraguayos jugando en el extranjero y el resto ya en divisiones menores como Intermedia y el interior del país. Esa es una realidad en todos los países. Entonces es un privilegio estar entre esos 360 jugadores, pero eso nunca debe quitar el sueño de intentarlo, porque el fútbol siempre, logres o no, enseña a vivir, es una escuela de vida, sólo hay que saber mirar eso, y con eso aprender.



UN TÉCNICO

“Como entrenador aprendí de todos algo, de algunos más, de otros menos, pero de cada uno rescaté lo mejor, no me animo por eso a elegir a uno en especial”.

SECRETO PARA RENDIR ALTO
“El secreto para estar bien siempre es el mismo d siempre, entrenar bien, descansar bien, y cuidarse en la alimentación.

FRUSTRACIÓN
“No tuve un momento de frustración  importante, quizá cuando no estaba jugando, cuando no entraba Dentro del equipo, cosas así, pero nada más QUE ese tipo de situaciones”.

Carlos Bergottini, con vincha, antes de un partido de PSM Makassar.

MENSAJE PARA LOS JÓVENES
“El mensaje para los  jóvenes es que no renuncien a sus sueños, que aprendan con el fútbol, que detrás de cada acción de cada día de entrenamiento hay toda una enseñanza escondida, q hay que saber interpretar, que estudien porque  es muy importante, y que para ser un buen profesional, el cuidado íntegro es fundamental”.

CONFORMIDAD
“Estoy súper conforme con lo logré, porque vengo de una familia de clase media-alta, considerado en la sociedad futbolera nuestra, un espécimen raro, ya que en nuestro país, normalmente llegan a ser profesionales los chicos con mucho menos recursos económicos. Es nuestra idiosincrasia, para mí era todo más difícil por eso, me exigían siempre mucho más, y tuve que sortear siempre ese tabú y logré con carácter, con personalidad, y con muchas ganas”, resaltó.

Añadió: “Tenía que llegar a ser profesional, quizá si en algún momento tomaba otras decisiones, que en ese instante no tomé podría haber jugado en clubes más importantes o en un fútbol más competitivo en el extranjero. Pero eso es muy difícil saber, uno toma decisiones en el fútbol y nunca sabe si es la mejor, una vez un DT decía: ’el mundo del fútbol es como una mujer, no trates de entenderlo, lo lograrás, sólo tenés q amarlo’, y es así, una caja de sorpresas constante”.

Carlos Bergottini (i), con José Luis Chilavert y Miguel «Topadora» Cáceres (d).

AGRADECIMIENTOS
“Mis agradecimientos a mis padres, don Francisco y ña Viveca, que siempre me apoyaron, a mi esposa que siempre me acompañó y a mis hijos, también mis hermanos, todos ellos, los 9 , que siempre estuvieron conmigo”.

FICHA

Nombres: Carlos Alberto

Apellidos: Bergottini Agüero

Fecha de nacimiento: 15 de enero de 1978

Lugar de nacimiento: Hernandarias

Esposa: Maricel Melgarejo

Hijos: Carlos Francesco y Fernanda Daniella

Puesto: Mediocampista creativo izquierdo

Estatura: 1,80 m.

Trayectoria: Nacional de Hernandarias, 1 de Mayo de Pdte. Franco, selección Paranaense juvenil, Ciudad Nueva, San Lorenzo (primera división), Libertad, Resistencia, Cerro de Franco, Luqueño, 13 de Junio, PSM Makassar, Mitra Kukar y Deltras Sidoargo de Indonesia, Acosta Ñu de la Liga Paranaense, San Alberto de Liga del Norte.

Logros como futbolista: Campeón nacional de Interligas con la selección Paranaense en 1997, campeón sudamericano con Paranaense en Chile en 1997, campeón con San Alberto en la Liga del Norte en 2011.

Carlos Bergottini, con la camiseta de PSM Makassar de Indonesia.

https://twitter.com/deportescdepy
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
https://www.instagram.com/deportescde/?hl=es-la