21 de septiembre de 2020

Catalino Rivarola, determinación y gran personalidad

Catalino Rivarola, defensor que imponía respeto y carácter, un referente de Cerro Porteño, protagonista del campeonato azulgrana en 1987, figura de aquella inolvidable Albirroja del 98. Sumó experiencia en el fútbol argentino y fue un referente  multicampeón  en el fútbol brasileño.

 Inicios

“El cata” inició su carrera en Cerro Porteño, club con el que debutó en primera división en 1986, al año siguiente fue uno de los puntales del equipo que consagró al ciclón con un título luego de 10 años de sequía en el fútbol paraguayo bajo la conducción del brasileño Valdir Espinoza.

El anhelado campeonato de 1987

El ciclón se adjudicó el torneo  paraguayo del 87 sin objeciones, ganó el campeonato sin necesidad de disputar liguilla. La consagración azulgrana se dio ante Libertad tras el gol del brasileño Tarciso, que dio al azulgrana el triunfo por 1-0 ante 40 mil almas en el Defensores del Chaco.

Rivarola fue titular en toda  la excepcional  campaña y conformó la dupla central con el recordado  mundialista  Cesar Zavala.  Cerro Porteño perdió un  solo partido ante Nacional en las tres ruedas de la competencia.

“Conseguimos aquel título después de 10 años, el campeonato fue emotivo, tuvimos un gran equipo liderado por entrenador brasileño Valdir Espinoza, fue fantástico coincidir con compañeros de la talla de  Raúl Navarro, Tarciso, Justo Jaquet, Cesar Zavala, Pedro Garay, Pedro García, Estanislao Struway, Domingo Riveros,  Felix Britez Román y otros” recordó.

El defensor permaneció en la entidad de Barrio Obrero hasta 1991, fue partícipe de otra consagración local con Cerro en 1990, este último con el entrenador uruguayo Sergio Markarian, además fue campeón del Torneo Republica de 1991.

Experiencia en el fútbol argentino

En 1991 tuvo su transferencia a Talleres de Córdoba, entidad en la que permaneció hasta  1994. En el conjunto cordobés vivió deportivamente momentos agridulces tras el descenso de categoría en la temporada 92/93 y el retornó a primera división para la temporada  94/95.

En la “T,” Catalino compartió equipo con el también paraguayo Teofilo Barrios. El experimentado zaguero totalizó 98 partidos y anotó 4 goles, ganándose el respeto de la afición cordobesa por el estilo de juego  y la personalidad que imponía.

Consolidación en el fútbol brasileño

En 1995 se sumó a Gremio de Porto Alegre, el zaguero fue un referente del equipo que  llenó la época  de conquistas regionales, nacionales e internacionales, fue campeón de América con el elenco gaucho en 1995.

“En Gremio se conformó un lindo grupo, con un entrenador fantástico como Luis Felipe Scolari que estuvo acompañado de dirigentes y el presidente Fabio Koff, éramos como una familia y eso posibilitó ganar muchas cosas desde el 95”, recordó.

En el tricolor gaucho Rivarola compartió plantel con el también paraguayo Francisco “Chiqui”  Arce  y  grandes futbolistas de la talla de  Mario Jardel, Carlos Miguel, Adilson Batista, Paulo Nunes, entre otros.

El  elenco portoalegrense conquistó la  Copa Libertadores de 1995, Catalino y sus compañeros derrotaron en la final a Atlético Nacional de Medellín de Colombia, posteriormente, se adjudicaron la Recopa Sudamericana  ante  Independiente de Avellaneda.

Catalino Rivarola, en el equipo de Cerro Porteño.

Gremio fue subcampeón intercontinental  al caer ante  Ajax de Países Bajos en la tanda de penales por 4-3, en Japón. Rivarola fue expulsado del juego por una infracción a Patrick Kluivert.

“En ese partido me enfrenté a grandes futbolistas holandeses como los hermanos De Boer, Edgar Davis, Kluivert, el arquero Van der Sar son figuras que el mundo del fútbol conoce, fue un lindo encuentro, lastimosamente  no pudimos salir campeones, pero fue una experiencia muy linda”, rememoró.

Luego de las consagraciones internacionales, siguieron los éxitos locales con la obtención del Gaucho y Brasileirao 96´y  la Copa de Brasil 97´.

En Gremio de Porto Alegre, Rivarola disputó 173 partidos y marcó 7 goles desde 1995 a 1998. El defensor no pasó en vano por el tricolor gaucho, ya que  quedó en la historia grande de la institución  junto a toda esa camada por la secuencia de títulos obtenidos.

El paso a Palmeiras y otra conquista continental

“El Cata” pasó  a Palmeiras en 1999, donde revalidó entre sus logros  la conquista de la Copa Libertadores de  esa temporada. El defensor  formó parte del equipo  paulista,  nuevamente con  su compatriota  Francisco Arce y el delantero Paulo Nunes, coincidentes de la era de  los campeonatos con Gremio.

En el elenco verde también coincidió con  el entrenador Luiz Felipe Scolari, quien lideró al conjunto verde para la conquista continental frente a Deportivo Cali de Colombia por penales  en el  estadio Parque Antártica.

 Aparte de Rivarola, Arce y Paulo Nunes, algunos  jugadores recordados de aquella campaña  palmeirense fueron el arquero Marcos, el zaguero  Roque Junior, los delanteros  Euler y Oseas,  los mediocampistas Zinho César Sampaio, y Alex.

“El director técnico Scolari fue uno de los mejores técnicos que tuve, con un carácter muy trabajador, sin duda no solamente para mí, sino para todos los que coincidimos con él fue el mejor, un buen profesional y buenísima persona,  tuve la suerte de estar en sus planteles ”, mencionó.

El zaguero también fue vice campeón intercontinental,  en la definición de ese año Palmeiras cayó en Tokio, contra Manchester United de Inglaterra por  1-0.

Rivarola es uno de los cuatro futbolistas paraguayos campeones en más de una ocasión de la Copa Libertadores de América. Integra este record con Ever Almeida, Jorge Guash (campeones en Olimpia en 1979 y 1990)  y  Francisco Arce, su compañero, compadre y amigo  en el ciclón,  la selección paraguaya, además de Gremio en el 95´y Palmeiras en 99´.

Con   el “Verdao,” Catalino estuvo  en 16 juegos,  con 8 victorias, 5 derrotas y 3 empates.

Su historia en la Albirroja

El experimentado zaguero se hizo internacional desde la Copa América  de Brasil 89 ́.También participó de la Copa  América Chile 91´ y defendió a Paraguay en las eliminatorias para  Italia 1990, USA 1994 y Francia 1998.

Fue protagonista de aquella espléndida campaña para la clasificación y una gran camada de futbolistas que devolvió a la Selección a los mundiales.

Eliminatorias  y mundial Francia 1998

Rivarola aportó personalidad, temperamento y goles en esa campaña clasificatoria para la cita mundial de 1998. El elenco albirrojo alegró a la afición y entusiasmó a todos por el gran carácter que imponía en cada presentación de local o visitante.

“Mucha gente siempre se recuerda bien de esa época, uno se queda feliz  con las cosas que hizo.  Nos tocó ser parte de esa selección donde fuimos  consideramos la mejor defensa de las eliminatorias y uno se enorgullece con esos comentarios, yo personalmente me siento muy contento de  haber estado en ese grupo que fue al mundial de Francia 98”, indicó´.

El zaguero destacó la importancia de todos los jugadores en aquel tiempo más allá de los nombres.  “José Luis Chilavert era un caudillo, pero no solamente él, estaban grandes figuras como Carlos Gamarra, Francisco Arce, Celso Ayala, Roberto Acuña, Julio Enciso entre otros más que fueron importantes para la selección”, indicó-

En la competición premundialistica “El Cata” marcó  goles  en las victorias ante Chile y Perú, en el juego ante los trasandinos anotó el gol del triunfo paraguayo en el Defensores el 9 de octubre de 1996, la Albirroja triunfó de remontada en ese juego por 2-1,  esa victoria fue la primera paraguaya de local en la competencia. Su segundo gol fue en la victoria ante Perú por 2-1 también en el Defensores del Chaco  donde anotó el 1-0 parcial, el 12 de febrero de 1997.

Uno de los partidos más recordados de la clasificatoria fue el choque ante Argentina, en Buenos Aires, cuando  José Luis Chilavert marcó de tiro libre en el Monumental de Núñez.

“Chilavert antes de patear el tiro libre me dijo para que  me agache al costado de la barrera con la idea de tapar la visual a Germán Burgos (el arquero argentino)  así lo hice y vino el gol para la alegría de todos”, comentó

El combinado nacional clasificó para Francia 98 como segundo posicionado en el certamen clasificatorio de la Conmebol y cimentó el inicio de clasificaciones consecutivas a las copas del mundo hasta el 2010. .

El defensor integró el plantel convocado  para el mundial por el entrenador de la Selección Paraguaya  Paulo Cesar Carpegiani, aunque no disputó ningún encuentro en el mundial. La eliminación  paraguaya se dio con el recordado gol de oro ante los  anfitriones en octavos de final.

El zaguero  comentó que  a pesar del tiempo siguen en diálogo  con los compañeros de aquel equipo “seguimos en contacto casi con todos” sostuvo.

Con la Selección Paraguaya disputó 53 partidos y marcó 4 goles.

La Albirroja  de ayer y hoy

El  experimentado defensor dio su parecer en cuanto al costoso proceso de transición que padece actualmente la Selección,

“Es difícil opinar porque no todo depende del técnico o los jugadores,  hay muchos factores que influyen, deben convertirse en una familia y ponerse todos de acuerdo. En nuestra época veníamos a la selección por amor a la camiseta. Ahora hay jugadores de pensamiento diferente, algunos entrenan de distinta manera y otros ya no quieren jugar, ojalá eso se practique y la selección vuelva a clasificar a los mundiales”, indicó.

Equipo de Gremio, 1995.

Cierre  y post carrera profesional

 En el año 2000, Catalino recaló en América de Rio de Janeiro y al año siguiente retornó al fútbol paraguayo para encerrar la carrera en Libertad, ese año el conjunto gumarelo retornó a primera división. Rivarola culminó  su trayectoria luego de 15 años como  profesional a los 36 años.

Actualmente se dedica a intermediación de futbolistas y maneja negocios familiares

En su momento, trabajó como director deportivo del Club 3 de Febrero,  con quien se siente muy agradecido. “En su momento deje muchos amigos en Ciudad del Este, hago extensivo mi reconocimiento a Odair Dos Santos, la familia Aranda y todo su equipo de trabajo”, agregó.

Sus palabras en referencias a Francisco “Chiqui” Arce

“A pesar de que Arce es mi amigo y compadre, como profesional siempre le consideré uno de los mejores técnicos en nuestro medio, una persona seria y responsable. Sin embargo, aquí en Paraguay hay que dar más oportunidades  para entrenadores nacionales”, reconoció.

Mensaje a la juventud

“Siempre comparo los momentos de mi época con la de ahora, he visto a muchos jugadores quedarse por el camino por falta del apoyo familiar. Hoy en día los jóvenes solo piensan en su pelo, el tatuaje y ya no quieren entrenar, en el fútbol hay que tener constancia, perseverancia porque esto no es para cualquiera, hay que tener carácter para llegar a ganar cosas” enfatizó.

FICHA:
Nombre
: Catalino
Apellido: Rivarola Méndez
Fecha de nacimiento: 30/04/1965
Lugar de nacimiento: Zeballos Cue, Asunción

Puesto: Defensor, zaguero central

Estatura: 1.90 cm

Trayectoria Cerro Porteño 1986- 1991, Talleres de Córdoba 1991-1994 (Arg)

Gremio de Porto Alegre 1995-1998 (Bra), Palmeiras 1999 (Bra)

América de Río de Janeiro (Bra), Libertad 2001.

Logros

Con la Selección Paraguaya

Mundialista Francia 1998

Con Cerro Porteño

Campeón del Fútbol Paraguayo  1987

Campeón del Fútbol Paraguayo 1990

Torneo República 1991

Con Gremio de Porto Alegre

Campeón Gaúcho: 1995 y  1996

Campeón  de Copa Libertadores de América: 1995

 Campeón de Recopa Sudamericana: 1996

 Campeón Campeonato Brasilero 1996

 Campeón Copa do Brasil: 1997

Con Palmeiras

Campeón  de Copa Libertadores de América: 1999.

Catalino Rivarola, con la casaca de Gremio.

Texto: Jorge Martínez.

Fotos extraídas de Facebook de Catalino Rivarola y Arquivo gremista.

https://twitter.com/deportescdepy
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
https://www.instagram.com/deportescde/?hl=es-la