Justo Ávalos, director técnico de 13 de Junio, señaló que su equipo consiguió a coronarse campeón, gracias a la dedicación y sacrificio que puso el plantel. Destacó el apoyo de los dirigentes por confiar en su trabajo.

Agregó que se marca la diferencia cuando hay responsabilidad porque 13 de Junio  logró la consagración por primera vez como anfitrión.
“La emoción me invade, estoy muy contento por mi familia y toda la hinchada que siempre apoyan, porque no es fácil campeonar en la Liga Paranaense, por la competitividad”.
Acotó que al conseguir el título, el próximo objetivo es disputar la Nacional B (Tercera División del fútbol paraguayo), el año que viene.
“Este campeonato le dedicó a mi querido padre, Ramón Ávalos, de 94 años, quien siempre está presente en cada partido apoyando al plantel”, finalizó el director técnico del rojiverde.

Por Marcelo Pérez.

 

 

 

 

Facebook Comentarios

Participe y comente...