Víctor Hugo Dávalos, sinónimo de reflejo y seguridad en el arco

Víctor Hugo Dávalos-Estrellas de futsal I
Plantel de la selección Paranaense de 1991: Jugadores, parados: Wilfrido Miranda, Celino López, Rody Meza, Juan Peralta, José Florentín, Juan Bazán, Víctor Hugo Dávalos y Alfredo Ocampos. En cuclillas: Santiago Riveros, Robert Llanes, Alcides Arzamendia, Blas Pérez, Hugo Lugo, Francisco Ibarrola y Jorge Sarubbi.

Comenzó en fútbol, pero definitivamente, la consagración lo aguardaba en el fútbol de salón. Dejó su natural Villarrica para venir al Este y marcar una época, con otras grandes figuras, con quienes hizo historia. Tenía un reflejo felino, rapidez en las salidas y tremenda seguridad en el arco. Así era Víctor Hugo Dávalos, cariñosamente conocido como “Gua’i”, que dedicó dos décadas de su vida al futsal.

El sueño de ser futbolista fue fugaz. “Empecé en el equipo de la Universidad Católica de Villarrica, a los 15 años. Pero luego pase jugar futsal en el mismo club y ya me llamaron a la selección paraguaya infantojuvenil. De allí vine a Ciudad del Este para jugar en General Caballero, en 1998”, recordó.

En dicho club jugó años  para luego pasar al desparecido Toyota Sport, con el que ganó, prácticamente, todos los títulos, en el apogeo de dicha entidad deportiva. Además, integró la selección Paranaense y fue campeón en 1991 y 1992, en la otrora presidente Stroessner y Roque Alonso, respectivamente. También coleccionó títulos a nivel de clubes.

FRUSTRACION Y GLORIA

No todo fue color de rosa en la carrera de Dávalos. Identificado con Paranaense, tuvo momentos de frustración, cuando lo dejaron fuera de la selección, Franco, acérrimo rival de la esmeralda, le abrió las puertas. Pero el sinsabor terminó en una dulce y memorable consagración, cuando ganó a Paranaense la final, en Ciudad del Este, para ser campeón nacional.

Partido más difícil: “Recuerdo que le ataje un penal a Mirandinha (Wilfrido Miranda), en un clásico de 1998, en Minga Guazú. Ganamos el partido y clasificamos para las finales de Caaguazú”.

REGALOS DEL FUTSAL

“El fútbol de salón me dio una linda familia, que es lo que más valoro. Me dio amigos, trabajo, viajes, conocí otros países. Hasta ahora, a donde vaya soy bien recibido, gracias al fútbol de salón”, aseveró.

Mensaje para la juventud: “Quisiera decirle a los padres, ante que a los jóvenes, que acompañen a sus hijos, que sepan dónde están, quienes son sus amigos, qué consume. Hoy, los vicios son muy peligrosos. Y que quiera ser atleta, debe estar lejos de los vicios, nada de fiestas nocturnas, respetar a los padres, dedicarse con disciplina al deporte que entrena”.

Agradecimientos: “A miles de personas debo citar para agradecer, pero especialmente agradecimiento para Alberto Céspedes, quien me trajo a Ciudad del Este, a Eduardo Barreto, a y a todos mis excompañeros y entrenadores”.

ESTRELLAS DEL FUTSAL (I)

Gustavo Benítez- deportescdepy@gmail.com

Facebook Comentarios

Participe y comente...

11total visits,1visits today

https://www.facebook.com/Deportescdepy/?ref=bookmarks
https://www.facebook.com/Deportescdepy/?ref=bookmarks
https://www.instagram.com/deportescde/?hl=es-la